lámpara romantica para comedor

Top 5 lámparas vintage románticas

Te equivocas si piensas que “todo lo que necesitas es amor” o que la felicidad depende del amor y de una casa. Mira a tu alrededor, ¿no te parece que el lugar donde estás es importante? Todo el mundo sabe que el romance aparece en cualquier momento y no puedes olvidar o pensar que el lugar no es importante. Te estás preguntando cómo se puede hacer esto… Vamos a empezar con las lámparas. Si quieres un ambiente romántico para tu hogar, restaurante o bar, no puedes descuidar la iluminación: una mala lámpara podría apagar todos tus romances. Podría ser una cabaña, pero te voy a demostrar que con la lámparas bien iluminadas, puedes cambiar cualquier lugar y convertirlo en el espacio más romántico.

Ahora es el momento para enamorarse, echa un vistazo:

lámpara romantica para comedor
Esta lámpara es perfecta para su mesa de comedor y convierte el ambiente en algo tan romántico y encantador que salir de la habitación va a ser difícil. Imposible no amar a esa lampara de araña vintage. ¿Sabe usted que esta hecha totalmente a mano? ¡Impresionante verdad!
Lámpara romántica para un bar

Esa es la solución perfecta para su bar, que no es, obviamente, romántica, pero que la simplicidad hace que la habitación sea más cálida. ¡Esa es la prueba de que darle ese toque romántico no es siempre una tarea difícil!
Lámpara romántica en restaurante rústico

Así de rústico y encantador, y se ve tan cómodo. Mira esas lámparas colgantes, son muy discretas y, al mismo tiempo, es imposible no mirarlas con esa mezcla entre el blanco y la transparencia. ¡Se ven preciosa!

 

 

Lámpara romántica para habitación

Aquí tienes un ejemplo de una solución perfecta para un dormitorio romántico con las lámparas de pared. Será genial al igual que con un espejo entre las dos lámparas.

Lámpara romántica de candelabro
Aquí te dejo otra idea para un espacio al aire libre. Es perfecto para una cena, una fiesta o una boda y el uso de una lámpara de araña da unos resultados sorprendentes para crear un ambiente romántico, incluso en un espacio más grande.